El blog de Agui

Los componentes de seguridad más importantes en un ascensor

Posted by AGUI on 12-feb-2019 8:07:00

Agui043

 

La seguridad es un elemento fundamental en el sector de la elevación. Tal y como recoge la legislación actual, existen una serie de componentes dentro de ascensores y montacargas que son considerados de seguridad y, como tales, deben seguir unas normas muy estrictas, tanto en su diseño y fabricación como en el posterior mantenimiento.

 

Garantizar la seguridad es la prioridad absoluta en los procesos de fabricación, instalación y mantenimiento de un ascensor. Por ello, existen una serie de componentes que deben estar siempre presentes en todos los ascensores y montacargas eléctricos, y que están estrictamente regulados por las normativas vigentes para el sector. Los componentes de seguridad en elevación se han ido perfeccionando a lo largo del tiempo para responder a todas las situaciones de fallo que puedan ocurrir y están sujetos a escrupulosos procesos de comprobación y vigilancia a lo largo de toda la vida útil del ascensor. Si bien la seguridad está presente en cada uno de los elementos que conforman el ascensor, existen componentes considerados críticos.

 

 

Cerraduras de puerta de piso

 

Todas las puertas de piso deben contar con un dispositivo electromecánico que mantiene las puertas cerradas siempre que la cabina del ascensor no esté detenida detrás. A la vez, este dispositivo emite una señal eléctrica que informa acerca de si la puerta exterior está abierta o cerrada, con el objetivo de evitar situaciones de riesgo.

 

Las cerraduras consisten en un componente que bascula respecto a un eje conectado al mecanismo de desbloqueo de la puerta de cabina, denominado generalmente espadín, y a unas ruedas que van sobre la propia cerradura. Este movimiento es el que libera la cerradura, abre el contacto eléctrico y permite la apertura de la puerta de piso, copiando el movimiento de la puerta de cabina. Una vez se cierran, la cerradura se bloquea de nuevo y el contacto vuelve al estado de presencia.

 

 

Limitador de velocidad

 

El limitador es un dispositivo electromecánico que controla la velocidad de la cabina y que se activa cuando detecta un exceso en el movimiento superior al 15% de la velocidad establecida. Si esto ocurre, el limitador se bloquea activando el paracaídas y desactivando la maniobra eléctrica.

 

Los limitadores más comunes están compuestos por una polea con sistema centrífugo, encargado de controlar la velocidad, y una pieza de bloqueo que entra en contacto con el sistema centrífugo cuando se detecta una velocidad superior a la establecida. El conjunto se completa con una polea tensora y un cable unido en la cabina a la palanca de activación del paracaídas.

 

Ebook gratuito: ¿Cómo y por qué implementar el Lean Manufacturing en la  logística de la Industria 4.0?

 

Paracaídas

 

Consiste en un componente mecánico diseñado para detener la cabina con su carga nominal o con un contrapeso, entrando en funcionamiento cuando el limitador detecta un exceso de velocidad en cabina. El paracaídas es una cuña mecánica que al ser accionada ejerce una presión progresiva entre la guía, un bloque mecánico y la cuña móvil. Entre ambas cuñas se instala una palanca que permite su sincronización, así como un contacto eléctrico que interrumpe la maniobra eléctrica en caso de acuñamiento.

 

 

Amortiguadores

 

Son elementos que se instalan en los extremos inferiores del recorrido de la cabina y el contrapeso. En el caso de que una sucesión de errores haga que fallen los dispositivos de seguridad y el ascensor descienda a una velocidad superior a la establecida, la función de los amortiguadores es desacelerar la cabina y amortiguar el impacto en condiciones de seguridad para los usuarios. Pueden ser lineales o no lineales y existen distintos principios de funcionamiento, por acumulación de energía o por disipación de energía. Cada uno de ellos tiene un rango de uso establecido en función de la velocidad y peso del ascensor.

 

 

Cortina luminosa, teléfono y pesacargas

 

Si bien no son considerados como componentes de seguridad, existen una serie de dispositivos en el interior de la cabina que tienen una función importante a la hora de aumentar la percepción de seguridad por parte del usuario. Entre ellos, los más relevantes son el teléfono, la cortina luminosa y el pesacargas.

 

La normativa actual establece la obligatoriedad de incluir una línea de teléfono en el interior de la cabina para que, en caso de atrapamiento, el usuario pueda llamar al servicio de asistencia. De esta forma, se activa rápidamente la actuación de rescate y se informa a la persona sobre lo que debe hacer.

 

La cortina luminosa es un mecanismo de detección de obstáculos en la zona de apertura de la puerta. Si históricamente se utilizaban fotocélulas que cubrían un solo punto, las cortinas luminosas detectan obstáculos en toda la superficie, protegiendo así a los usuarios frente a posibles golpes de las puertas cuando entran o salen del ascensor. Por último, el pesacargas es un dispositivo enfocado a evitar que la cabina se desplace con un peso superior al establecido. Este elemento consiste en un mecanismo basado en sensores que, en caso de sobrecarga, emite una señal de aviso y bloquea el movimiento del ascensor.

 

 

PESSRAL, una tendencia emergente en dispositivos de seguridad

 

Hasta ahora, los componentes de seguridad en ascensores han estado compuestos por sistemas electromecánicos. Sin embargo, las innovaciones tecnológicas están transformando el mercado con la incipiente introducción de Sistemas Electrónicos Programables en Aplicaciones de Seguridad para Ascensores, o PESSRAL por sus siglas en inglés.

 

Esta tendencia consiste en la integración de sistemas de control de seguridad digitalizados capaces de aportar conectividad a los componentes del ascensor. Si bien es una tecnología que aún no está generalizada, en breve se extenderá en el ámbito de la elevación y su regulación está establecida a través de las normativas vigentes EN81-20 y EN81-50. La aplicación de estos sistemas electrónicos programables ofrece nuevas funcionalidades altamente atractivas como son una mayor flexibilidad, una disminución de costes ligada a la reducción de elementos mecánicos y una mayor capacidad para la monitorización y control remoto del ascensor a lo largo de toda su vida útil.

 

22222-1