El blog de Agui

Optimiza la gestión de las previsiones de tus productos con Agui

Posted by AGUI on 07-feb-2019 10:00:00

logistica 1

Dentro de un proceso productivo, para cualquier empresa, acortar los tiempos en la cadena de suministro para tener menos stock y suministrar EL PRODUCTO puntualmente a nuestros clientes es clave para ofrecer un buen servicio. Establecer, por tanto, una serie de procesos productivos que aporten valor hasta la obtención de nuestro producto final listo para ser expedido a su destino, es indispensable en una empresa como la nuestra.

En Agui hemos comprobado que anticiparse a las necesidades de nuestros clientes repercute positivamente en la puntualidad y el plazo de entrega que ofrecemos. Para ello, en nuestra empresa llevamos años trabajando en el desarrollo de herramientas para mejorar la planificación logística, controlar la trazabilidad de los productos y acortar la cadena de suministro.

Nuestra experiencia en la fabricación de conjuntos complejos multitecnológicos nos ha servido para diseñar una metodología que nos permite gestionar, de una manera eficiente, nuestros proveedores, acortando el plazo de entrega y evitando sobrecostes a los clientes con los que trabajamos en diferentes sectores; elevación, energía y mobiliario hospitalario, entre otros.

Gracias a esta metodología podemos definir la gestión de la trazabilidad de un producto, es decir, identificar el proceso desde el inicio de su fabricación hasta el final de la cadena de suministro, cuando llega a manos de un consumidor o forma parte de un nuevo producto.

 

Reducir costes acortando la cadena de suministro

 

Ser excelentes en el control de la trazabilidad de un producto y en la gestión de la cadena de suministro significa ser capaces de dar un servicio muy exigente con la puntualidad, utilizando la menor cantidad posible de recursos económicos y financieros.

Una mala gestión de la trazabilidad en los procesos implica una falta de calidad en la gestión. Por el contrario, implantar y controlar de forma óptima la trazabilidad logística, otorga un plus de seguridad en el proceso que se transforma en una mayor fidelización por parte de los clientes y, por tanto, una mayor fidelidad.

Para ello, necesitamos trabajar, principalmente, a tres niveles: proveedores, fabricación interna y clientes.

Hay que adecuar el ritmo (frecuencia y lote) de fabricación, tanto interno como el de los proveedores, a la necesidad de nuestros clientes. Cuanto más alineados estén todos los procesos y  toda la cadena con las necesidades del cliente, menores serán los tiempos de reacción de la empresa y menores serán los stocks intermedios de la misma; tanto en casa del proveedor, como en nuestro almacén de entrada, en nuestras líneas productivas, en nuestro almacén de salida o en casa del cliente.

Por otro lado, cuanto más corta es esa cadena de suministro del producto, más reactivo te vuelves como empresa y mejor preparado estás para reaccionar ante cualquier inestabilidad en la demanda.

Por este motivo, en Agui tenemos implantado un sistema basado en los siguientes hitos:

  • Semanalmente, el equipo comercial de la empresa emite previsiones a diez semanas vista de toda la cartera de productos.
  • Semanalmente, el equipo de planificación revisa los planes de fabricación y producción estableciendo dichos procesos de fabricación y producción de productos a cuatro semanas vista.
  • El equipo de aprovisionamientos informa a los proveedores sobre las previsiones a diez semanas vista y planifica la recepción de materias primas con una semana de antelación a lo que necesitará el equipo de planificación.

Tanto la entrada de pedidos como las previsiones son revisadas diariamente por el equipo comercial para, si es necesario, contactar con un cliente o avisar a planificación de un cambio de tendencias. Esto es, nuestro equipo debe conocer con exactitud de quién se reciben los materiales o productos que compramos en la empresa, qué material se recibe y cuándo se recepciona.Debemos tener en cuenta que en una empresa es frecuente trabajar en la incertidumbre de las previsiones. Por esta razón, ser capaces de crear una herramienta operativa y logística que permita tomar decisiones en base a la información que tenemos de un cliente sobre su planificación en tiempo real, la experiencia en el pasado o lo que creemos que va a fabricar en el futuro nos ayuda a planificar con el cliente para afinar las previsiones y ajustarlas con seguridad.

Ebook gratuito: ¿Cómo y por qué implementar el Lean Manufacturing en la  logística de la Industria 4.0?

 

Acortar la cadena de suministro a través de la comunicación. Modelo de planificación por señales

 

El manejo de la información y la frecuencia en la comunicación son claves para que el sistema funcione y para lograr una correcta trazabilidad de los productos. Es importante, por ello, que las personas que forman parte de este proceso productivo sean comunicativas y capaces de gestionar bien los cambios.

De igual forma, las tecnologías actuales han supuesto una transformación en la forma en que controlamos la trazabilidad de un producto y nos ayudan a proporcionar información actualizada y conocer en tiempo real de consumos de materiales y necesidades.

La implantación de la metodología Kanban, por ejemplo, unida a la utilización de un sistema de etiquetas RFID, ayuda a mejorar la eficacia en la comunicación, así como la ya mencionada trazabilidad de los productos.

Recomendamos, por tanto, comenzar por implantar las etiquetas RFID con los proveedores antes de tratar de hacerlo con los clientes. El sistema RFID combinado con una información fluida y ágil de las previsiones, permitirá llegar a acuerdos con los proveedores basados en la entrada de materiales por consigna, con la consecuente disminución de inventarios y aumento de la velocidad de reacción.

 

Gestión de previsiones con el cliente

 

Este mismo sistema que desde Agui hemos trabajado con los proveedores y dentro de la fábrica, estamos comenzando a implantarlo en clientes de referencia.

Para ello, es imprescindible que el departamento comercial acuerde o genere un plan de suministro específico para cada cliente que contemple:

  • Previsiones, incluyendo un canal de comunicación con el cliente para la revisión continua de las previsiones frente a los pedidos que entran.
  • Plazos y lotes de entrega; incluyendo la gestión de picos y valles

Las previsiones y pedidos deben ser confrontados continuamente en busca de tendencias al alza o a la baja, o de picos/valles inesperados.

A partir de esta información se pueden reducir lotes y acortar plazos de entrega.

El siguiente paso sería definir un sistema Kanban con el cliente y optimizarlo con el uso de tarjetas/antenas RFID.

Por último, para terminar de optimizar el sistema, habría que comenzar a gestionar la información generada por las antenas RFID a través de un software que nos permita visualizar de manera adecuada la información y, en el mejor de los casos, nos permita generar, mediante un aplicativo y conexión a nuestro ERP, pedidos de compra hacia proveedores y albaranes de salida hacia nuestros clientes para, de esta forma, tener un control eficiente de los procesos y la trazabilidad del producto

Un sistema complejo y meticuloso trabajo que nuestros especialistas desarrollan con la mayor precisión posible para dar a nuestros clientes, siempre, el mejor y más excelente servicio a la vez que reducimos inventarios en toda la cadena de suministro.

Por este motivo, desde Agui trabajamos en la innovación continua y la aplicación de nuevas herramientas de gestión logística a fin de ofrecer una propuesta de valor transversal orientada a sectores en los que la seguridad y fiabilidad sostenida son los  elementos clave. Si quieres saber cómo podemos ayudarte a optimizar la gestión de previsiones, la gestión de la trazabilidad logística y reducir costes de producción, ponte en contacto con nosotros:

 

Contacta con Agui